La Marina de València

Actualidad19/11/2020

Innovación y náutica se alían en La Marina de València


King Marine trabaja en el desarrollo de una neumática con foils capaz de planear sobre el agua.

La Marina de València se ha convertido en los últimos años en un vivero de proyectos que unen innovación y náutica de alto nivel. Empresas como King Marine, astillero especializado en barcos de carbono de competición o Caponnetto-Hueber, expertos en hidrodinámica que desarrollan proyectos para equipos de America’s Cup, han elegido la dársena valenciana como sede principal, y están iniciando procesos colaborativos cuyos resultados verán la luz en los próximos meses. 

Una de las iniciativas que ya está en marcha y que, si todo va bien, surcará los mares en diciembre, es un prototipo de neumática con foils o hidroalas, capaz de planear sobre el agua como si estuviera volando, que ha sido desarrollado por el astillero King Marine. 

“Hemos comprado un gomón de fondo rígido y hemos desarrollado un foil con unos flaps junto con un sistema electrónico para el “control de vuelo” y un dispositivo para subir y bajar el motor”, explica Gabriel Mariani, director general de King Marine. “Hay un plan de pruebas durante el mes de diciembre y, en función de ello, la idea es desarrollar diseños propios”, asegura el responsable de este astillero, que firma algunas de las unidades más punteras de grandes circuitos de regatas como 52 Super Series, Volvo Ocean race o America´s Cup, entre otros. 

Menor impacto ambiental, mayor confort
La aplicación de foils o, como comúnmente se llama, “foileo”, está mucho más desarrollada en las embarcaciones de vela que en las de motor, y sin embargo en estas últimas supone no solo un menor impacto medioambiental sino también un notable aumento del confort a bordo. 

Por ello Mariani no duda en señalar que la aplicación de estos apéndices en embarcaciones de motor está abriendo un mercado que “se desarrollará mucho en los próximos años, incluso en el ámbito de los pasajeros”. De hecho en King Marine ya trabajan en la construcción de un catamarán de 45 pies de eslora - cerca de 14 metros - eléctrico y con foils. 

Por su parte, Mario Caponnetto y Francis Hueber, cofundadores de Caponnetto - Hueber, son expertos en hidrodinámica y han sido uno de los actores clave en la revolución del formato de competición de la America’s Cup en los últimos diez años, con la introducción de los multicascos en 2010 y los barcos voladores -con foils- en 2013. La empresa, con sede en la base contigua a King Marine, comparte la visión de futuro del astillero y va a colaborar en el desarrollo de este tipo de productos. 

La introducción de foils supone uno de los cambios más grandes que ha vivido la náutica en los últimos años, un cambio que comenzó en el ámbito de la alta competición y poco a poco se ha ido introduciendo en la navegación de trabajo y de recreo, hasta el punto de que ya existen incluso tablas de surf y windsurf dotadas de esta tecnología, disponibles para alquilar en algunas de las empresas de deportes náuticos de La Marina de València, como Anywhere Water Sports, Ocean Republik o SUP life.