La Marina de València

Noticias24/02/2019

La Marina de València bate récord histórico de visitas con la asistencia de más de 100.000 personas a la mascletà vertical

Ningún evento ni acontecimiento sucedido en la historia reciente y remota de la dársena valenciana ha reunido a tanta gente como el disparo del maestro Ricard Caballer, un hito también en la historia de la pirotecnia.


Durante algo menos de once minutos y con más de 1700 kilos de material pirotécnico, el terremoto aéreo más alto y potente jamás visto convirtió a La Marina en una explosión de creatividad, innovación, luz, color, fuego y un sonido que resonó por toda la ciudad. Por segundo año consecutivo, el frente marítimo se convirtió en el centro de València, demostrando ser un espacio óptimo para eventos de esta envergadura. “La Marina de València es un espacio único donde realizar este tipo de espectáculos, que hemos de aprovechar más”. Así lo afirmaba Ricard Caballer la semana pasada en la presentación oficial del evento, donde destacó también que la dársena  “es un espacio muy abierto, que permite usar mayor potencia” y que “al lado del mar lucen muchos los colores y efectos visuales.” En la misma línea se expresaba el concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València, Pere Fuset, quien señaló que “La Marina de València se está consolidando como escenario ideal para este tipo de espectáculos.”

La Marina de València quiere agradecer públicamente a todas las personas, empresas y entidades públicas que contribuyeron a que el multitudinario evento se desarrollara con éxito. 

El Consorcio València 2007, gestor del frente marítimo, felicita a Ricardo Caballer y RICASA por la calidad y carácter innovador de su espectáculo y da las gracias a la empresa cervecera Amstel por la iniciativa y patrocinio;   al Ayuntamiento de València por la organización y el despliegue de un amplio dispositivo sanitario, de emergencias y de Policía Local, que controló los accesos en vehículo al recinto; a la Policía Nacional y a la empresa PROSEGUR, que gestionó el aforo de la planta pública del edificio Veles e Vents y ordenó la afluencia masificada de gente;  a la empresa SAV que llevó a cabo el servicio de limpieza; al personal del Consorcio Valencia 2007 que colaboró en el servicio de seguridad y coordinó con el Ayuntamiento el servicio de limpieza; y, especialmente, da las gracias a los miles de ciudadanos y ciudadanas que, con su comportamiento cívico y paciencia, favorecieron que el multitudinario acto se desarrollara sin incidencias de importancia.